Una historia de Paz

Por: Samuel Jipa Pueblo Kichwa

Por: Samuel Jipa
Pueblo Kichwa

Nuestro origen viene del Ecuador, eso nos contaron los abuelos, quienes bajaron de las Serranías y cogieron del rio Aguary hacia abajo hasta llegar al Perú, luego siguiendo el rio Nápoles se encontraron con un patrón o terrateniente que los hacia trabajar duramente sin pagarles un salario.

Nuestros ancestros se dedicaban a sacar caucho y pieles de animales para el beneficio del patrón y a cambio recibían una muda de ropa cada tres meses; a las mujeres la obligaban a acostarse a las malas con los hijos de los blancos, les prohibían tener a sus bebes en las casas y no les dejaban practicar sus costumbres.

También cuentan que la iglesia en ese entonces contribuyó con la exterminación de la mayoría de nuestros abuelos. Los pocos que quedaron se unieron y se volaron rio arriba por el rio Putumayo donde fueron formando asentamientos en varios lugares a orillas del rio.

Una vez se asentaron en Colombia los problemas continuaros, muchos jóvenes fueron reclutados por la guerrilla de las FARC a pesar de la fuerte oposición de los gobernadores y los mayores, el resto de la comunidad sufrió el abuso y los atropellos de los grupos al margen y dentro de la ley.

Por mucho tiempo el gobierno nacional se negó a reconocernos la constitución y ampliación como resguardos indígenas dentro del territorio, eso trajo muchos problemas de desorganización dentro de la propia comunidad.

Esa es la pequeña y dura historia que ha sufrido nuestro pueblo Kichwa, por eso confiamos que a partir de este proceso de Paz las cosas cambien y se pueda recuperar a los jóvenes que la guerra se llevó, queremos que nos acepten como indígenas y respeten nuestro territorio, sólo así lograremos la Paz.

Deja un comentario